sábado, 15 de diciembre de 2012

LA BELLEZA Y YO. Beneficios psicológicos de tomar conciencia del momento presente


La Belleza y Yo, es un cortometraje del actor Román Reyes, con el que se ha animado a participar como director en el Festival de Cine Jameson Notodofilmfest, alcanzando esta misma semana el primer puesto de los cortos más vistos. He tenido el placer de conocer a Román y mantener largas charlas sobre Psicología y Cine, y desde el primer fotograma me cautivó con este humilde cortometraje, formado por bellas escenas que durante dos años se ha encargado de captar este joven director, para componer una sucesión de momentos hermosos, que nos pasan desapercibidos en el día a día. Durante 3 minutos, su voz en off nos guía a través de un recorrido de sensaciones y recuerdos, del que nadie sale indiferente.  

Román me cuenta que se trata de un cortometraje que le hacía mucha ilusión difundir ya que lo ha vivido de una manera muy personal -y cada imagen recoge una vivencia muy cercana- pero cree que el mensaje es altamente universal y puede ayudar y tender una mano a alguien. "Sobretodo por eso lo considero especial. Negar el presente es un acto demasiado extendido, por ello creo que era bonito soltar un mensaje al mundo de esta índole. Algo así como: <<espera, ante tanta negatividad lo mismo tienes una fuente de alegría debajo de tus pies y la pisas cada día>>", comenta el director.


¿Qué es el mindfulness?

Analizando LA BELLEZA Y YO, se me ocurrió relacionar su temática con el Mindfulness. Este concepto puede entenderse como atención y conciencia plena, como presencia atenta y reflexiva a lo que sucede en el momento actual. Pretende que la persona se centre en el momento presente de un modo activo, procurando no interferir ni valorar lo que se siente o se percibe en cada momento. Aprender a sentir, sin juzgar lo que sentimos.

Como procedimiento terapéutico, el mindfulness persigue tomar conciencia de lo que hacemos y el modo en que lo hacemos, rompiendo con comportamientos que realizamos de manera automática, sin un sentido crítico y sin cuestionarnos nuestro forma de actuar.


¿Qué beneficios aporta el mindfulness?

La práctica del mindfulness tiene importantes beneficios para el bienestar psicológico y mejora la calidad de vida. Entre estos beneficios, destacan:


- Reducción del estrés, la ansiedad y alivio en la depresión.

- Reducción de sufrimiento / malestar psicológico.

- Reducción de dolor agudo y crónico.

- Regula la presión arterial.

- Mejora la calidad del sueño.

- Crea claridad mental



¿Cómo podemos mejorar esta capacidad?

La forma más común de romper con los automatismos y tomar conciencia del presente, del aquí y ahora, es con la práctica de técnicas de relajación y con la meditación. El mindfulness procede de valores orientales como el budismo, donde la meditación tiene una larga tradición. En el día a día, con las prisas, los horarios prefijados, las tareas que hay que cumplir... Difícilmente podemos pararnos a observar los pequeños detalles que pasan desapercibidos a nuestro lado. No estamos relajados para tomar conciencia.


Para reflexionar....

Mi recomendación es que busquemos ese espacio para nosotros, al menos un ratito cada día,  y usemos nuestros sentidos para captar todo lo que ocurre a nuestro alrededor, todo lo que nuestro entorno nos ofrece.

Un buen ejercicio es cerrar los ojos durante un tiempo, y dejarnos embriagar por los sonidos y olores que proceden del entorno. Otra actividad que podemos hacer es fijar nuestra mirada en los colores o formas que aparecen a nuestro paso mientras vamos caminando: las nubes, la ropa de la gente, la forma de los cabellos, los formas que toman los árboles, las ruedas de las bicicletas... Y no nos olvidemos de usar nuestras manos: para acariciar a los otros, para notar las texturas en las ropas, para tocar la hierba, las hojas de los libros (¡y también aprovechar para inspirar ese olor!)... Hay tantas cosas con las que se puede disfrutar a través de los sentidos, y muchas de estas experiencias las estamos dejando escapar.

El mindfulness es mucho más que potenciar nuestros sentidos, por supuesto, pero creo que es un buen comienzo para acercarnos a este procedimiento terapéutico. ¡Pruébalo!

http://www.jamesonnotodofilmfest.com/cortos-a-concurso.html?id=cw50bbcb025799b



Bibliografía:

Vallejo Pareja, M.A. (2006) MINDFULNESS. Papeles del Psicólogo
Langer, Ellen J. (2007) MINDFULNESS. La conciencia plena. Paidós


2 comentarios:

  1. Esto es algo que personalmente tengo que practicar, el mindfullness. A veces se me olvida donde ando!

    ResponderEliminar
  2. Me he sentido muy identificado con este corto, son cosas en las que me fijo y que hago a diario.

    ResponderEliminar